Inicio              Actrices          Hollywood         Deportes        Empresarios          Otros             Escritores         Ingenieros
     Militares             Moda                Música            Nobleza            Pintores            Políticos         Religiosos          Toreros


Alfredo Arvelo Larriva



BIOGRAFÍA DE Alfredo Arvelo Larriva:

Nombre real: Alfredo Arvelo Larriva
Profesion: poeta
Nacimiento: 25 de Mayo de 1883.
Lugar de Nacimiento: Venezuela


Es el poeta más típicamente modernista, aunque con retraso, que haya dado la poesía venezolana de fines de siglo a la musicalidad del movimiento. Arvelo Larriva aprendió rigurosamente, unas veces en la cárcel, en otras en su escenario de trabajo, el arte de versificar, como casi ningún poeta lo había hecho hasta entonces entre nosotros. Y sus esfuerzos estéticos los puso al servicio del modernismo. No obstante, podría observarse que a pesar de ser Arvelo Larriva uno de los poetas de mejores recursos métricos en nuestra lírica y haberse preocupado porque fuera así, su variedad es pobre frente a la riqueza de otros modernistas americanos como Darío y González Prada, por ejemplo.

Como en todos los modernistas, se agitan en su poesía variadas y complejas influencias. Lisandro Alvarado anotaba en 1910 las de Baudelaire, Tolstoi, Quevedo y Eca de Queiroz. Estas han debido ser sus primeras preferencias. Después entran en juego las influencias de los modernistas mayores de América y las de Verlaine, D'Annunzio, Barrés, los Goncourt, Niestzsche, Gautier y Pierre Loti.

Arvelo Larriva realiza en la poesía venezolana de su época, tardíamente, lo que no llegaron a realizar los poetas que se encontraron cronológicamente entre nosostros, frente a la aparición del movimiento modernista en el continente.

Cuando el movimiento empezaba a declinar, cobra en Venezuela vigencia con la obra poética de Arvelo Larriva. El primer libro de poemas de Arvelo Larriva, con el título que denuncia a las claras sus postulados estéticos: Enjambre de Rimas, publicado en 1906. contiene un poema que es toda una declaración de principios estéticos, que no fueron otros que los del modernismo. Se llama Gema Lírica. El número de sílabas de los versos que componen el poema, nunca se estiló entre nuestros románticos.

Y aún más, no es común en la poesía castellana. Arvelo Larriva usa versos de veinte sílabas. Pensamos que quiso acompañar a Darío en la exhumación de los hexámetros griegos. El poeta tiene conciencia de lo que se propone. Parece declararlo en algunos versos del poema, compuesto por dos cuartetos y dos tercetos. Así, por ejemplo, escribe: «Un poema que su gema de añoranza monta en oro de belleza». El ideal estético del modernismo, de embellecerlo todo, de reducir nuestras impresiones y pensamientos a la más concentrada dosis de belleza, se cumple admirablemente.

Y al reconocer que altera la fórmula tradicional de la estrofa que utiliza en esta oportunidad, confiesa: «Hoy engarza en tu diadema el zafiro de un soneto raro y triste». La rareza del soneto no es otra que la de la búsqueda afanosa del poeta de otros ritmos y de otras libertades, no permitidas en la tradicional poética castellana.


Se nota en Arvelo Larriva, como en ningún otro poeta venezolano de su tiempo, su consciente tendencia a impresionar con el sutil juego de las palabras en el verso. Al respecto ha escrito el crítico venezolano Rafael Angarita Arvelo: «Quiebra ritmos y metros a su arbitrio maestro con facilidad sin precedentes. Juega con sus palabras en el verso como el malabarista con sus cuchillos de punta brotada en candela». Un ligero examen de la poesía de Arvelo, sin muchos esfuerzos, descubre la frecuencia del uso de recursos formales, como la paranomasia por ejemplo, utilizado a ratos también por Darío. Sino véase su soneto Leyendo a Tolstoi que comienza: «Oh ruso rudo y fuerte. suerte de anciana encina» o la Canción del Fauno Cautivo que dice: «Los labios de sabios, benévolos píos». También su soneto La Visita ratifica la insistencia del poeta por la aliteración cuando escribe: “Hoy ha venido a verme cierto señor ceñudo, etc.».

Los temas de la poesía de Arvelo Larriva, con ligeras variantes están dentro de las dos tendencias señaladas en el modernismo venezolano: la del estetismo y la del nativismo. En Arvelo se fusionan las dos preocupaciones. En toda la obra rinde culto a su maestro.

O encabeza la defensa: «iRubén Dario! Muchos le clavan el mordisco». Después justifica: «Porque trinan sus versos como un pájaro arisco que en la jaula académica no procura nidal»

Tras la deslumbrante temática del modernismo, de la que Arvelo prefiere el mundo mitológico y la actitud franciscana, aparece el escenario nativo. El modernismo de Arvelo baja de su «Torre de Marfil» a «La sabana que se extiende, marchita y muda, bajo el oro terrible que fulge el cielo». El paisaje de Barinas, su tierra nativa, como en Lazo Martí el de los llanos del Guárico, imprime una plástica visión criolla a la poesía modernista de Arvelo Larriva. La producción poética del barinés está representada por sus libros: Enjambres de Rimas, Sones y Canciones y un cuaderno presentado por José Rafael Pocaterra en Lectura Semanal.

POEMAS DE Alfredo Arvelo Larriva:

  • La melancolía de Lucifer
  • Plenitud
  • Mirándote.

NOTICIAS:

..........................