Inicio              Actrices          Hollywood         Deportes        Empresarios          Otros             Escritores         Ingenieros
     Militares             Moda                Música            Nobleza            Pintores            Políticos         Religiosos          Toreros


Demetrio Duque



BIOGRAFÍA DE Demetrio Duque:

Nombre real: Demetrio Duque
Profesión: Escritor
Cumpleaños: 22 de diciembre de 1844
Signo zodiacal: N/D
Lugar de Nacimiento: España


Don Demetrio nació en Reinosa el 22 de diciembre de 1844, fueron sus padres D. Nicolás Duque Santos natural de Areños en la comarca de La Pernía de la provincia de Palencia, y su madre doña Teresa Merino Sierra de Quintanar de Rueda, provincia de León.

Llegaron a Reinosa procedentes de Areños, y aunque no lo podemos afirmar con rotundidad, creemos que su padre vino a Reinosa para regentar un almacén de vinos situado en el número 17 de la actual Avenida de Cantabria, propiedad de los hermanos González del Corral de la Firma comercial "Medoc Español'' que eran proveedores de la Real Casa. Uno de los hermanos González del Corral, don Pantaleón, fue padrino del escritor. La familia residía en el primer piso encima del almacén del ya citado n° 17 de dicha calle.

Tuvo una hermana de nombre Filomena, de la que hablaremos ahora.

Estudió sus primeras letras en Reinosa e hizo el Bachillerato en el Colegio de los Padres Escolapios de Villacarriedo y en Palencia, donde terminó el curso de 1863.

Se desplazó a Madrid para estudiar Filosofía y Letras, pero seguramente por falta de recursos económicos de la familia no llegó a terminar sus estudios.

En la Villa y Corte intenta vivir del periodismo y trabaja como redactor en "El Fomento Literario'', pero no logra sobrevivir del mismo y regresa a Reinosa fijando aquí su residencia. Vive con su hermana Dña. Filomena, maestra de gran prestigio y que educó a varias generaciones de reino-sanas, fue muy considerada y toda una institución en la villa reinosana, por ella fue acogido con todo cariño y vivieron juntos hasta su muerte.

Únicamente salió de Reinosa unos meses entre los años 1873 y 1874, para desempeñar en Santander el cargo de Secretario General del Gobierno Civil de la Provincia, siendo Presidente del Gobierno don Emilio Castelar, gran tribuno con quien mantuvo abundante correspondencia Duque.

Fue profesor de francés, de historia y de literatura en el colegio de San Sebastián de esta entonces villa, siendo director del mismo el prestigioso profesor don Antonio Rodríguez y Paniagua, pero desgraciadamente este empleo no duró mucho tiempo, debido a no poseer el título de licenciado; como profesor era cordial y explicaba con gran brillantez y facilidad los temas de cada clase, de manera que sus alumnos comprendían perfectamente sus lecciones, que a la ve/, sabía hacer amenas.

En cuanto a sus escritos en la prensa, hemos de referirnos a varias etapas, aparte de sus primeros tiempos en Madrid. Entre 1878 y 1882 publica en el álbum "El Aviso" de Santander vanos ensayos: "La moralidad de las mujeres de las comedias de Tirso de Molina" - "El juego en los siglos XVI y XVII" - "La matrona de Efeso" - "Biografía de D. Antonio Ruiz de Salces" y su obra poética "Poca lana ente zarzas".

Sabedor Duque de la influencia de la prensa para la comunicación y cultura, en mayo de 1883 propone a su amigo D. Félix Rodríguez Alonso, a la sazón Secretario del Ayuntamiento, la creación como negocio de una imprenta. Don Félix le atiende en su idea y la instalan en la calle del Puente n° 2; en ella se tira el primer impreso: una esquela de defunción el día 12 de mayo. Durante el primer año de funcionamiento se fue ampliando la instalación y se montaron chibaletes, cajas bien surtidas, ramas para moldes y otros materiales propios para la impresión, consiguiendo que se adquiriera una máquina mayor. El día 4 de mayo de 1884 se publica el número prospecto de "El Ebro" y al siguiente domingo día 11 sale a la calle el número 1 -Reinosa tenía su primer periódico- se publicó los domingos, siendo su precio de suscripción por un mes 25 céntimos de peseta; 1 peseta y 50 céntimos por tres meses; 2 con 75 por seis meses y 5 pesetas por un año y para ultramar 10 pesetas anuales. El semanario se publicó durante seis años y medio hasta el día 28 de septiembre de 1890; fecha en que con carácter irrevocable presentó su dimisión como director: el número de ejemplares fue de 333. A don Demetrio le acompañaron en su andadura en el semanario reinosano D. Adolfo de la Peña y Alonso como redactor-jefe y D. Ramón Muñoz de Obeso como colaborador.

Se tiró en la imprenta de D. Arselí de Irún, nieto de don Félix Rodríguez. Siendo el de más larga duración de los que posteriormente se tiraron en Reinosa.

En ocasiones firmaba sus escritos bajo el seudónimo de BISMI, en el folletín de "El Ebro" se publicaron una serie de cartas que cruzaba semanalmente con el ilustre escritor campurriano D. Ramón Muñoz de Obeso, que escondía su nombre con el de PORTHOS: sobre literatura, arte o política; unas veces en prosa y otras en verso: pero siempre de indudable calidad literaria.

Don Demetrio tenía un carácter irónico y burlón y era temido por su agresividad verbal, quizás debido al entorno hostil y de mediocridad en que se desenvolvía la vida en la villa reinosana.

Era cojo de nacimiento por el anquilosamiento de una pierna, lo que le obligaba al uso de muleta y bastón y normalmente le acompañaba una perrita negra de aguas.

Sin embargo era ameno, gran conversador, temido polemista y sin duda fue siempre el gran animador de las tertulias en que participaba.

Una vez que se dejó de publicar "El Ebro", colaboró en los periódicos de Santander: en "El Cantábrico" entre 1885 y 1890, pero no con mucha asiduidad a pesar de ser íntimo amigo de su director D. José Estañi, a quien visitaba cuando iba a la capital y formaba parte de la tertulia que mantenía D. José María de Pereda en el Café Suizo.

En "El Atlántico" colaboró activamente desde 1890 hasta el cierre del mismo en 1896. Y en "El Eco Montañés" de Madrid que dirigía D. José Antonio Galvarriato entre 1900 y 1901.

No publicó Duque demasiados libros, pero vamos a enumerarlos aunque sea muy sucintamente.

En 1881 publica el primero en Madrid, un estudio sobre "El argumento de Amadís de Gaula" en una colección de la Biblioteca Universal, de los mejores autores antiguos y modernos, nacionales y extranjeros. Su precio, 50 céntimos de peseta.

En 1882 los ya citados anteriormente "Biografía de D. Antonio Ruiz de Salces" y su obra poética "Poca lana y entre zarzas" editado en la Imprenta y Litografía de Telesforo Martínez de Santander, editor del álbum de "El Aviso".

"Nuevas antigüedades recién descubiertas en Julióbriga" (Proyecto de un Museo Cántabro Juliobriguense) en 1885, en el Establecimiento Tipográfico "El Correo" de Madrid. "Cuentos de verano" en 1895 por la Imprenta "El Atlántico" de Santander; se vendió a una peseta con cincuenta céntimos y la mayoría de los cuentos contenidos en este volumen habían sido ya publicados en el periódico.

El año 1897 "Contando cuentos y asando castañas" -cuadro de costumbres campurrianas- que editó la Biblioteca de Ferrocarriles en la Imprenta de la Revista de Navegación y Comercio de Madrid. A este cuento, que fue premiado por la Real Sociedad Económica de Amigos del País, se añaden otros cuentos y artículos ya publicados en "El Atlántico" y "El Ebro".

Y en 1903 "Undo" -historia íntima de un hospiciano- publicado en la Imprenta de Nicolás Rueda en Bolívar. República Argentina, después de haber fallecido Duque, también en 1912 fue publicado en el periódico reinosano "El Heraldo de Campeo" durante 25 semanas en el folletín de dicho semanario.

Algunos autores, en semblanzas y estudios publicados sobre nuestro autor citan como editado "Cuentos de invierno", esta obra nunca se publicó, aunque tenía cuentos suficientes sobre este tema para poder hacerlo, quizás debido a que el propio escritor después de haber salido a la luz "Cuentos de verano" dijo que la tenía preparada pero no se llegó a materializar.

Fue D. Demetrio un escritor que mostró sus nobles sentimientos con ternura y gran sensibilidad en todos sus cuentos, sobre todo en los dedicados a los niños pobres, a las personas desvalidas y a los desheredados de la fortuna; sirvan de muestra algunos de ellos, como Panojuca, Undo, El rute del pozo, El niño rubio y otros.

También contribuyó a resaltar las costumbres, el folklore y la dura climatología campurriana: como "El último carretero'' - "Una romería" - "Preparativos de tormenta" - "La ventisca" - "Contando cuentos y asando castañas", como una muestra más.

Merecen una mención especial sus estudios sobre las marzas, destacando los siguientes artículos y estudios:

"Algo de las marzas", en "El Atlántico" en 1892, el cuento "Las marzas del año 13", también "El Atlántico" en 1895. "Mandamientos marceros" en "El Eco Montañés" en 1900 y "De las marzas" contenido en el libro "Cantos de la Montaña" de Rafael Callejo del año 1901, estudio éste interesantísimo.



FOTOS DE Demetrio Duque:
  








OBRAS DE Demetrio Duque:

  Cuando llueve y hace sol
  Quítame
  riendas
  Zarzuela de antaño en 3 actos
  La vengadora
  A donde puede arrastrar un mal pensamiento
  La renegada de Valladolid y así hasta 17 tenemos catalogadas..

NOTICIAS:

..........................