Inicio              Actrices          Hollywood         Deportes        Empresarios          Otros             Escritores         Ingenieros
     Militares             Moda                Música            Nobleza            Pintores            Políticos         Religiosos          Toreros


Gonzalo Calcedo Juanes



BIOGRAFÍA DE Gonzalo Calcedo Juanes:

Nombre real: Gonzalo Calcedo Juanes
Profesión: Funcionario, Escritor
Cumpleaños: N/D
Signo zodiacal: N/D
Lugar de Nacimiento: Palencia, España


Aunque nacido en Palencia en 1961, ha desarrollado prácticamente toda su vida y trayectoria en Cantabria a donde se desplazó siendo aún un niño. En la actualidad vive en Pedreña.

Funcionario de profesión, ahora en excedencia, comenzó su actividad literaria en 1995 publicando su primer libro de cuentos en 1996, Esperando al enemigo, un libro cuidado que demostraba la habilidad natural del autor.

Desde entonces ha recibido varios galardones literarios, como el Premio José Hierro o el Premio Especial del Jurado en el Concurso de Cuentos Antonio Gala. También ha recogido dos veces el Premio NH, al mejor libro inédito (1996) y al mejor cuento (2005), y el Premio Alfonso Groso al mejor libro de relatos. Además ha sido finalista del Premio Nuevos Narradores. En el 2005 gana, con El peso en gramos de los colibríes, el Premio Tiflos de Cuentos, convocado por la ONCE. En el 2006 ganará dos premios más, ambos en noviembre, el Caja España de León, en el apartado de cuentos, entre más de 120 obras presentadas, con el relato titulado Chejov y compañía y en Cádiz gana el IV Premio Iberoamericano de Relatos Cortes, con la obra titulada La teoría de la libre demanda de Hosclif y otros relatos, presentada bajo el seudónimo Gertrude Stein. El Ayuntamiento de Cádiz, organizador del premio publicó que el número de trabajos presentados fue de 98, llegados desde diversos paises europeos y latinoamericanos.

El trabajo de Calcedo ha sido alabado por prestigiosos narradores como Quim Monzó, Sergi Pàmies o Jordi Puntí. Gonzalo. Algunos de sus cuentos han sido incluidos en antologías literarias sobre cuentistas españoles contemporáneos. Es un autor dedicado casi exclusivamente al cuento o relato breve, y su obra ha sido merecedora de abundantes elogios por parte de la crítica.

Es uno de los más brillantes cuentistas españoles. Decir esto de un autor, delimita un poco el terreno de juego en el que nos estamos moviendo, ya que si bien el relato corto como género goza de un inmejorable prestigio (pocos son los autores que no se acercan en algún momento de sus carreras literarias al mismo) sí que es cierto que dicho prestigio no se ve correspondido por una decidida apuesta editorial (salvo las editoriales Páginas de Espuma y Menoscuarto, dedicadas exclusivamente al relato corto y donde Calcedo ha publicado varios libros de relatos). Ha publicado varios libros de relatos cortos y una sola novela, La pesca con mosca. Y es que Calcedo es, por encima de todo, un escritor de relatos y esto le lleva a un acorralamiento que él define como la fragilidad que domina a los cuentistas en el mundo editorial: habitas un suburbio y si insistes en ello, te conviertes en un paria pese a que es evidente de que casi todos empezamos escribiendo cuentos; para algunos se trata de un escalón, lo suben y piensan en el siguiente, la novela. Para mí se trata de una meseta, un territorio vasto y ejemplar, digno de ser recorrido.

En su concepción del relato Calcedo se inspira en la mejor tradición de la cuentística norteamericana, que llega hasta Raymond Carver y John Cheever. Suele inspirarse en la realidad que le rodea, donde destaca por su gran capacidad de observación, que profundiza a través de tramas aparentemente sencillas. Los personajes se enfrentan contra las decepciones de la vida cotidiana y buscan encontrar un sentido a su existencia. El tipo de personajes que son habituales en sus narraciones: seres escépticos, poco dados al espectáculo, que soportan como pueden sus frustraciones existenciales. Las historias de Calcedo suelen dejar un fondo de tristeza, pues sus personajes, a pesar de sus buenas intenciones, son víctimas de la incomprensión y la incomunicación. Calcedo aborda estas tramas con una mirada piadosa, sin grandes tragedias, prefiriendo un minimalismo emocional que se traslada también al estilo y al ambiente.

El mismo describe sus argumentos como ...el argumento esencial de una novela es otro diferente del anecdótico. No me gusta envolver ni adornar la narración. Me ha interesado siempre más dar una sensación de falso argumento porque no quisiera en modo alguno que mis novelas fueran abstractas. Eso me horrorizaría: creo que siempre hay una sensación de argumento, e incluso mis obras se pueden leer como si fuera una novela de acción sin serlo, como un relato de aventuras. El argumento esencial no se puede formular, podría parecer petulante, pero en todo caso sería el argumento de la sugerencia, del misterio y del sentido de la vida de cada persona. Y en cuanto a sus personajes añade ...es evidente que me interesan los personajes que buscan, sí, personajes huérfanos de algo o con sensación de ser extranjeros. Creo que esto es lo que me ha guiado de una historia a otra. Todos los personajes que aparecen en estas páginas tienen problemas con la identidad. Creo que el asunto de la identidad es muy arduo y a lo mejor sólo puede verse desde lejos, dentro del cuadro general. Pero eso no lo podemos ver desde dentro de nuestras historias, es un privilegio del narrador, de la voz que narra. Por eso se escribe, quizá.

Entre sus referentes literarios, el autor dice: Por supuesto no sólo hay cuentistas. Guardas memoria de los autores que te han formado como lector y, vocacionalmente, como escritor, y a los que no es necesario volver porque su impronta resulta indeleble: Stevenson, Melville, Conrad, London, Greene. Luego aparecen aquellos que estilísticamente te han influenciado más: Hemingway, Cheever, Salinger, Tobías Wolf, Richard Ford y compañía. Entre unos y otros no existen fronteras en mi biblioteca, pero por explicarlo de alguna manera, diría que adoro a Conrad, pero que también sería incapaz de escribir un cuento en el lenguaje de Conrad. No se trata de resultar actual o no, sino de adaptación al medio.


FOTOS DE Gonzalo Calcedo Juanes:
  








OBRAS DE Gonzalo Calcedo Juanes:

  El peso en gramos de los colibríes 2005
  La carga de la brigada ligera 2004
  La pesca con mosca 2003
  Apuntes del natural 2002
  La madurez de las nubes 1999
  Esperando al enemigo 1996

  Cuentos

  Los cuentos que cuentan 1998
  Cuentos de hijos y padres 2001
  Lo que cuentan los cuentos 2001
  Cuentos contemporáneos 2001
  Pequeñas resistencias 2002.

NOTICIAS:

..........................