Inicio              Actrices          Hollywood         Deportes        Empresarios          Otros             Escritores         Ingenieros
     Militares             Moda                Música            Nobleza            Pintores            Políticos         Religiosos          Toreros


Grace Renat



BIOGRAFÍA DE Grace Renat:

Nombre real: Grace Renat
Profesión: Actriz
Cumpleaños: N/D
Signo zodiacal: N/D
Lugar de Nacimiento: Mexico

Grace Renat fue una de las vedettes mas importantes de la época del cine de ficheras y sexycomedias y llegó a convertirse en una de las mujeres mas deseadas de nuestro pais. A lo largo de su carrera actuo en varias peliculas durante los años 70´s y 80´s. En 1977 participó, junto a Lyn May, Iris Cristal y Rossy Mendoza, en el programa "Variedades de Medianoche" y es considerada por muchos como el prototipo de belleza Mexicana, tal como nos gustan, sin operaciones y con mas curvas que la carretera de las Lagunas de Zempoala, simple y sencillamente era poseedora de un cuerpazo de antologia y una belleza sin igual que la convirtieron en una de las mujeres mas deseadas de todo México.

Grace Renat saltó a la fama a nivel nacional gracias a un concurso de vedettes convocado por la Asociación Nacional de Actores. “A principios de 1973 me vengo a México de Tijuana porque la ANDA estaba promoviendo un concurso para sacar a la mejor vedette de la República mexicana”. Y lo ganó.

Inició muy joven —a los 16 años— en el vedettismo, en su natal Poza Rica, Veracruz, pero como bailarina. Corría el año de 1971.
Una oportunidad de trabajo la lleva a Tijuana. “Íbamos por 15 días al Flamingos y luego el empresario Vicente Guerrero me vio e invitó a trabajar en su cabaret, llamado Sans Souci. Él empezaba ese lugar y en poco tiempo lo convirtió en uno tan exitoso y de tan buen nivel como los de Las Vegas”.

Tiempo después, la belleza de Renat cautiva a Guerrero y contraen nupcias.

Luego de 38 años de su debut, señala, aún se mantiene activa, con menos frecuencia que en sus mejores tiempos, pero activa. “Me gusta la ropa, los bailes... la artisteada es lo mío. De vez en cuando hago presentaciones. De vez en cuando me hablan y me dicen oye hay un trabajito por aquí pero pagan ‘tanto’, y les digo, no, no importa. El dinero es indispensable pero los aplausos los necesito más”.

—Los aplausos son adictivos señora...

—Sí, si Dios quiere cuando me retire será cuando la gente ya no me aplauda; mientras la gente me siga aplaudiendo, yo me voy a seguir presentando a donde me llamen.

Los tiempos de crisis la afectan, pero no le quita el sueño. “No le digo que estoy en la abundancia, porque ahorita quién está en la abundancia. Ahora todo el mundo está atravesando por un periodo de crisis, poco o mucho, pero no me puedo quejar”.

—¿Le fue bien?

—Sí, aunque cuando empecé en cine, cobraba muy poco. No era como ahora, se arregla la economía y luego ven el libreto; yo no, lo primero que veía era el libreto. En ese aspecto no me hice rica, ji ji ji.

Estas ruinas que ves (1979), se nota por su emoción al evocarla, es su mayor orgullo. “Es la que me dio más fama, no tiene nada que ver con las películas de cabaret”.

Su rumbo en el cine serio vivió 180 grados por una decisión clave: actuar en Sexo contra sexo.

“El mercado ya estaba saturado. Pero no faltó que unas de ellas me llamaran la atención o también porque quería seguir haciendo cine”.

“Sin pensar que en algún momento dado me iban a encasillar. Si no me encueraba, ya no hacía la película. Y como ya no me quise encuerar ya no pude trabajar. Mi dilema fue haber hecho Sexo contra sexo”.

“Hubo consecuencias, pero como soy versátil, soy vedette, puedo actuar aquí, allá, a dónde se me dé. No me afectó mucho porque seguí con el vedettismo”.

—¿Por qué las vedettes están en vías de extinción?

—Lo que le partió el queso al vedettismo fue la entrada de los tables dance. La vida nocturna se murió, antes había de todo en centros nocturnos.

—¿Extraña esa época?

—Me da tristeza; me pone triste que ya no haya ese tipo de espectáculos.

—¿Cuál fue su mayor satisfacción?

—Cosa que me proponía lo lograba, pero lo más importante era la admiración y los aplausos de la gente. Que fuera a darle espectáculo a los reos, y que me tuvieran ahí en foto. Esas satisfacciones nunca se me van a olvidar.

—¿El vedettismo le quitó algo, señora?

—¿Qué me quitó?, no, nada je je je, al contrario... lo único que me quitó a lo mejor fueron horas y días de no estar con mi madre y mis sobrinos.

—¿La acechaban los políticos?

—Lo que pasa es que es como todo, ahorita a la que esté de número uno, en cuestión de publicidad y menciones, pues a ella no le faltará uno, si es que no está comprometida o casada que le manden un ramo de flores o un auto o un abrigo de mink.

—¿A usted le regalaban cosas?

—Sí, por ejemplo un carro, primero me regalaron un Crown Victoria, luego un Dart K y lo más chiquito fue un Datsun..

—¿Y luego no le pasaban la factura?

—No, es que luego de que ven cómo eres, que eres cotorrona, porque no nomás así lo recibía. Sí, por ejemplo, el único que recibí fue el Crown Victoria, porque fue una persona que ni siquiera se presentó, me mandó decir: “Ahí tienes, te admiro mucho, ahí está ese carro, si lo quieres ahí está... y ahí me lo dejó, y nunca más volví a saber de él. No sé ni quién era, ni me acuerdo quién era”.

—¿En el mundo del vedettismo hay cosas que es mejor olvidar?

—Mmm, no, porque no hay nada qué olvidar, todas las cosas son hermosas en su momento, todas son hermosas. No hay nada feo.

—¿La gente la reconoce, la saluda?

—A veces una que otra persona. En ese aspecto sí te dejan de ver y la gente se olvida de su cara. Yo ya lo vi, ya lo he vivido, pero por otro lado digo qué bueno porque yo nunca digo mi nombre; incluso donde vivo no saben quién soy. No lo digo porque no escondo mi nombre, pero no les voy a decir: “Hola mucho gusto, soy Grace Renat, yo era artista. Esa época ahí quedó lo tengo para mí”.

—¿Cuál fue su mejor época?

—Todas mis épocas fueron las mejores, desde que empecé; cuando me vengo de Tijuana y gané el concurso de vedettes. Yo creo que si no tuviera nada qué hacer, me la pasaría hablando de eso ja ja ja.

—¿Su profesión tiene fecha de caducidad?

—Sí, yo creo que va a llegar un momento, ¿no?, como todo; la ley de la vida, la vida lo va llevando a uno a dónde tenga que estar tranquilo...

PUÑO DE LA MUERTE, EL (1982) .... Queria

- FURIA DE LAS KARATECAS, LA (1982) .... Queria.

VÍDEOS DE Grace Renat:
A continuación podemos ver un vídeo de Grace Renat :




FOTOS DE Grace Renat:
              








FILMOGRAFIA DE Grace Renat:


  entre las cuales destacan Zona Roja (1976)
  Que te vaya bonito (1977)
  La Guerra de los Sexos (1978)
  4 Hembras y un Macho menos (1979)
  Estas ruinas que vez (1979)
  El Sexologo (1980)
  Las Cabareteras (1980)
  Burlesque (1980)
  La Cosecha de Mujeres (1981)
  Las Muñecas del King Kong (1981)
  Las Computadoras (1982)
  Sexo vs. Sexo (1983)
  El sexo de los pobres (1983)
  Mi Pistola y tus esposas (1989).

NOTICIAS:

..........................