Inicio              Actrices          Hollywood         Deportes        Empresarios          Otros             Escritores         Ingenieros
     Militares             Moda                Música            Nobleza            Pintores            Políticos         Religiosos          Toreros


Hugo Gatti



BIOGRAFIA DE Hugo Gatti

Nombre Real: Hugo Orlando Gatti.
Ocupación: ex futbolista.
Nacimiento: 19 de agosto de 1944.
Lugar de Nacimiento: Provincia de Buenos Aires, Argentina.
Fallecimiento (†): N/D.


Hugo Orlando Gatti, conocido y apodado por sus seguidores, como el "Loco" Gatti, nació el 19 de agosto de 1944 en la ciudad de Carlos Tejedor (Provincia de Buenos Aires) Argentina.

Los inicios

Su carrera futbolística comenzó a gestarse cuando a los 16 años, en 1960, sus hermanos lo llevaron a ver jugar a Ríver en Santa Rosa (Pcia. de La Pampa), adonde vio en el arco a Amadeo Carrizo, de quien quedó impresionado y a quien tomó como modelo en sus actuaciones como arquero en el fútbol que ejercitaba en su ciudad natal. Y a los pocos meses viajaba a Buenos Aires a ser probado en Atlanta, adonde comienza a jugar en la sexta división. pero estaba ansioso por debutar en la primera división, lo que ocurrió el 5 de agosto de 1962 en La Plata, frente a Gimnasia y Esgrima de esta ciudad, en la que su equipo perdió 2-0, pero que marcaba los comienzos del famoso arquero.

Comenzó su carrera futbolística en el Club Atlanta (donde jugó 38 partidos en primera división) y pronto destacó por su excentricidad en el puesto. Lejos de limitarse a defender la meta, tenía la costumbre de salir a cortar juego fuera del área, jugar con los pies y hasta llegó a ejecutar saques de banda. También se caracterizaba por una fuerte autoestima y una notable verborragia.

El pase millonario

En 1964 River Plate pagó una suma considerada muy fuerte para la época. El equipo de Nuñez lo fichó con el objetivo de convertirlo en el sucesor del gran Amadeo Carrizo. Algo que nunca llegó a concretarse, porque Carrizo extendió su carrera hasta límites casi desconocidos para la época.

Gatti decía, no sin razón, que él estaba para algo más que el banco de suplentes.(defendiendo la valla en 90 encuentros)
Pero no todas eran malas para él en su paso por el Monumental, ya que en 1966 a pesar de ser suplente fue convocado como tercer arquero para el Mundial de Inglaterra 1966.

Gimnasia y Esgrima La Plata

Debido a su no disimulado malestar, en 1969 fue transferido a Gimnasia y Esgrima La Plata. Pese a pasar de uno de los equipos más grandes del país a uno que estaba algún escalón más abajo, Gatti obtuvo un incomún contrato y hasta pasó a ser la figura excluyente de un famoso aviso publicitario. El cambio de aire le sentó de la mejor manera al “Loco”, pues se consolidó en Primera y alcanzó un volumen de juego superlativo. Los hinchas lo adoptaron como ídolo, por su gran labor y por su “extraña” manera de cuidar el arco

El 21 de mayo de 1969, según el fixture, jugaron Boca y Gimnasia, ganando los "triperos" por 10. el arbitraje de Guillermo Nimo y la actuación en el arco de Hugo Orlando Gatti fueron espectaculares y quedaron en la memoria del hincha como una postal de lo insólito.

La Unión con Lorenzo

En 1975 el director técnico Juan Carlos Lorenzo lo lleva a Unión de Santa Fe. Su concurso es decisivo para una campaña histórica del Tatengue que llegó a pelear el Nacional con River, perdiendo solamente por diferencia de gol.

Al año siguiente, el Toto Lorenzo asume en Boca Juniors y pide a Gatti como primer refuerzo

Decia Lorenzo: "Gatti es el arquero que necesita boca para salir campeon". Era un viejo más de los que trajo Boca en es temporada y, por supuesto, como otros fue discutido de entrada por saber si estaba en condiciones de jugar en un equipo que quería ser campeón y con el agravante que muchos predecían que le convertirían muchos goles de los llamados tontos. Nada de esa mala predicción se cumplió y por el contrario el gran arquero borró toda duda que pudiera tenerse sobre su presente, que rápidamente se convirtió en futuro. Que hizo de su área un lugar donde él dominada por presencia, aunque su físico no lo ayudara para tal propósito, igual lo alcanza con su fuerte personalidad. Un jugador que a pesar de estar destinado a cubrir el arco, no se remitió a esperar la llegada del delantero, sino que jugó como cualquier otro compañero con la ventaja de poder usar todo su cuerpo sin ser penado con infracción. Capaz de ser polo de atracción por su constante inclinación a jugar pensando en la tribuna más que reducirse a la mera situación de cumplir, atajando. En Boca lo hizo con la seguridad y comodidad que da la experiencia de varios años en primera división y un estilo de juego definido.

La llegada a Boca

La fuerte personalidad, le permitió, pese a su pasado riverplatense, ganarse la simpatía de la más que particular parcialidad xeneize. El impensado idilio comenzó un domingo por la tarde en la Bombonera. Para hostigarlo, la hinchada de Boca le tiró una escoba. Primero se levantó el buzo y mostró que abajo llevaba una camiseta de Boca; no conforme con esta muestra de cariño, tomo la escoba y se puso a barrer el área grande.

No hizo falta nada más. Allí mismo empezó a gestarse su pase. Algo que ocurrió unos años más tarde, cuando en 1975, Juan Carlos “Toto” Lorenzo se hizo cargo de la dirección técnica de Boca Juniors. El “Toto”, que el año anterior había dirigido Unión de Santa Fe, club que sustentado en las excentricidades, la seguridad y la calidad de Gatti, hizo una gran campaña.

En Boca, con el irrestricto respaldo de su presidente Alberto J. Armando, Lorenzo hizo una gran reestructuración e incorporó una gran cantidad de jugadores, la casi totalidad de ellos, con bastantes años en sus espaldas y una enorme y valiosa cuota de experiencia en sus mochilas.

Defendiendo el arco xeneize cosechó 6 títulos: Metropolitano y Nacional de 1976, Copa Libertadores 1977 y 1978, Intercontinental 1978 y Metropolitano 1981.

Enamoró a los hinchas con sus excentricidades y con su terrible agilidad. Rompió con los libros que decían que el arquero tenía sólo que estar debajo de los 3 palos, él buscó darle protagonismo a un puesto que siempre estuvo en las sombras. Creador de la “la de Dios”, acción en la que, arrodillado, enfrentaba él sólo a los delanteros en los mano a mano

Muchas veces dijo que era el mejor arquero del mundo y lo confirmó con sus palabras: "Soy el mejor de todos. Nadie tiene los atributos que yo tengo. Es inútil que discutan. Yo soy el mejor". Tan polémica afirmación hizo que muchos lo juzgaran como un hombre sin capacidad para valorar los rivales. Pero Gatti lo dijo, no para desvirtuar a los rivales, sino para afirmarse anímicamente él mismo. Cada partido dejaba abierta la posibilidad de que su show, cargado de un repertorio variado de excentricidades, saliera a lucir ante la alineación de un público que deseaba verlo cachetear a los rivales. Aun cuando los resultados eran adversos renegó de esa necesidad de provocar con la pelota en sus manos a los delanteros rivales que fracasaban en su intento de batirlo. A principios de la temporada 1981, la llegada de Maradona le hace decir: "Mirá, con el pibe adelante y yo atrás tenemos que jugar los partidos en dos canchas. Va a ser una cosa de locos. Ya vas a ver".


VÍDEOS DE Hugo Gatti:

A continuación podemos ver un vídeo de Hugo Gatti :












FOTOS DE Hugo Gatti:

  

PALMARES DE Hugo Gatti:

  Campeonatos nacionales

  • Campeonato Metropolitano 1976
  • Campeonato Nacional 1976
  • Campeonato Metropolitano 1981

  Copas internacionales

  • Copa Libertadores 1977
  • Copa Libertadores 1978
  • Copa Intercontinental 1977

  Distinciones individuales

  • Mayor cantidad de partidos en Primera División (765) hasta 2010
  • Mayor cantidad de penales atajados en Primera División (26) hasta 2010.

NOTICIAS:

..........................