Inicio              Actrices          Hollywood         Deportes        Empresarios          Otros             Escritores         Ingenieros
     Militares             Moda                Música            Nobleza            Pintores            Políticos         Religiosos          Toreros


Inés Sastre



BIOGRAFÍA DE Inés Sastre

Nombre Real: Inés Sastre.
Ocupacion: modelo y actriz.
Nacimiento: 21 de noviembre de 1973.
Lugas de Nacimiento: Valladolid, España.
Fallecido (†): N/D.


Es toda una belleza morena española. Si la hubiera visto Julio Romero de Torres, no habría podido evitar pintarla.

Su aspecto también desprende reminiscencias orientales y chic francés. El caso es que Inés Sastre ha sido dotada con un espectacular físico. Las facciones de su cara son simétricas y sus medidas corporales a más de uno se le antojan de infarto. Además, tiene un sexy lunar encima del labio (a lo Cindy Crawford) que le hace más atractiva si cabe.

Su rostro está cotizado, tomen buena nota, en un millón de dólares y diseñadores de la categoría de Giorgio Armani, Ralph Laurent o Rodolfo Valentino se la disputan.

El mejor adjetivo que podría definir a Inés, es el de “polifacética”: modelo, actriz , licenciada en Filología Francesa por la Sorbona, especializada en Cantos de Trovadores Medievales, estudiante en Oxford, embajadora de la Unesco, presentadora del Festival de San Remo, directora de moda, etc, etc.

Es una adicta al trabajo. Hasta en cierta ocasión llegó a cantar a capella, y en plena improvisación, junto al tenor Pavarotti. “¡Qué ridículo hice!”, declara Inés con una sonrisa.

Asimismo, es políglota: aparte del español, habla con fluidez francés, italiano, alemán e inglés. Y no para de viajar, algo a lo que está acostumbrada. Viajar: “No me siento extranjera en ningún sitio, pero vuelvo a mi casa de Madrid siempre que puedo”.
Discreta, inteligente, enigmática, elegante y serena, Inés Sastre es una modelo con una personalidad arrolladora y una cultura de peso.

Nació en Valladolid (España). Precisamente en su tierra natal iba a un colegio bilingüe, donde se hablaba tanto español como francés. Quizá de ahí le vino su gran apego a la tierra gala.

Y es que Inés Sastre ha estado viviendo durante mucho tiempo en París, donde se sacó la licenciatura en Filología Francesa.

La modelo que hoy nos ocupa está considerada como una de las mujeres más deseadas por los españoles. No en vano, en Francia ganó el concurso organizado por la agencia Elite ‘The Look of the year’, y además ha llegado a obtener el Trofeo a la Belleza natural: “la belleza te abre puertas, pero lo que cuenta es tu capacidad profesional y tu actitud”, asegura Inés.

Además de poseer una hermosura innata, nuestro personaje recalca lo que su físico de bueno tiene vistiendo de una manera que podría ser tildada de “suntuosa”. Para ella, la moda ha de ser funcional antes que divertida: “Debe tener una utilidad, porque la manera de vestir proyecta muchos aspectos de la personalidad. Es nuestra carta de presentación. Yo, unas veces me visto de manera más sobria; otras, más sexy. Pero pocas veces me visto para divertirme La moda es tu mejor aliado, pero nunca debes dejar que te anule”.

Según sostiene Inés, la imagen debe estar cuidada, sobre todo en lo que a temas profesionales concierne. Otra cosa es que ya cada uno en casa se ponga lo que más le apetezca. También en sus propias palabras, no hay que tener miedo al tacón de 10 cm. Algo que a más de una asustará y seguirá sin convencer.

Inés Sastre es una mujer a la que nunca le ha llamado la atención suscitar la polémica (aunque una vez, sin querer, se le escapó un pecho en un acto repleto de cámaras) ni pregonar a los cuatro vientos los aspectos más relevantes de su vida privada. Por eso, poco se conoce de sus relaciones sentimentales.

La prensa la ha relacionado con un francés llamado Alexis, con algún que otro actor y hasta con directores bastante mayores que ella. Pero no hay nada claro en torno a todo esto.

Lo que sí es seguro es que a Inés le gustan los hombres inteligentes, con sentido del humor y un “pelín” excéntricos, tal y como ella misma ha confesado. De igual manera, dice que se suele fijar en las manos de los chicos.

La actriz (profesión que consta en su pasaporte) acaba de regresar a Francia, su segunda cuna. Pero eso sí, antes se ha dejado ver por nuestro país y ha recordado viejos tiempos, de la mano de una corta estancia en la casa de sus padres. El regreso fue posible, fundamentalmente, gracias a su intervención en la segunda parte de “Torrente”, con Santiago Segura de nuevo al frente.

“El dorado”, de Carlos Saura, es un film al que Inés debe mucho, porque la dio a conocer al gran público. Y eso que fue al casting por casualidad. Para empezar, la convirtió en la guapa oficial de su clase, cuando sólo contaba con trece primaveras. Pero, más que nada, supuso un trampolín para Inés, desde el punto de vista profesional: “nunca había soñado con ser actriz, pero Carlos Saura vio algo en mí que ni yo misma sabía que existía”, afirma Inés.

Aunque en su trayectoria cinematográfica sólo constan diez interpretaciones, ya ha trabajado con actores de la talla de Mastroianni, Depardieu, Antonioni o Wender, y ha protagonizado películas como ‘Un amor de Borges’, de Javier Torre.

Inés manifiesta que ha aprendido a amar la magia del cine mediante los papeles secundarios.

Mas desde ‘El Dorado’ hasta ‘Vercingetórix’, de Jacques Dorfmann, mucho ha llovido y se ha secado en la vida de Inés, una mujer que se ha labrado con muy buen criterio selectivo una exitosa carrera.

En el ámbito de la moda se ha movido como pez en agua. Pero éste es un mundo que en ocasiones se aleja con fuerza de la realidad, e Inés siempre ha necesitado tener los pies sobre la tierra.

Por ello, para la joven tanto el cine como los estudios, y especialmente estos últimos, han sido una válvula de escape: “Me han servido para compensar la irrealidad que impera en el mundo de la moda”, declara.

Inés es una enamorada de la lectura. Leer Poesía le tranquiliza sobremanera, pero de eso a ponerse manos a la obra con vistas a la narración de un libro, va un trecho. Efectivamente, Inés es consciente de que escribir lo que se dice bien, es difícil, una labor para la cual no cree tener talento. Aunque, ¡quién sabe!, puede que todo sea ponerse...

Su mirada desprende gran fortaleza y detrás de ella se esconde una mujer sumamente reservada. Por lo menos, ante la prensa. Este hecho ha llevado a algunas personas a confundir la frialdad con la verdadera timidez de Inés.

La joven se considera más intuitiva que cerebral. Cuando en estos días la edad es denostada por quienes no la ven como un valor en alza, Inés recuerda que con el tiempo se gana en experiencia: “Con el tiempo vas descubriendo lo que te va. La mujer debe ir conociéndose pasito a pasito”.

En la actualidad, Inés Sastre es imagen de la firma de alta cosmética Lancôme. De esta marca asegura pirrarse por su crema hidratante, para el día, y su nutritiva de noche. Y el perfume de Inés, como no podía ser de otra manera, es Trésor. Además, en lo que a productos de belleza se refiere, se deja mimar por jabones, tónicos, mascarillas y exfoliantes.

Antes de pintarse los labios, Inés frota sus labios de fresa con un cepillo de dientes, para que se le queden bien suavecitos. Y nunca olvida limpiar a fondo su piel antes de acostarse. Se nota que se cuida, especialmente por la luminosidad que su piel desprende. A la hora de mimar su rostro, Inés confía plenamente en los consejos de su dermatólogo.

¿Qué si tiene algún defecto? Claro está, nadie se libra de ellos. Por poner un ejemplo, Inés tiene los dientes de abajo un tanto descolocados y amarillentos. Además, es despitada y ella misma ha reconocido que a veces pone risa de caballo. Por lo demás, es un bombón y un cielo de persona.

Sin embargo, ha comentado que no se siente atraída por sí misma. De esta forma: “Sólo me puedo sentir más o menos satisfecha de mis comportamientos o actos”.

Por lo que respecta a la gastronomía, Inés se vuelve loca por la pasta. También las verduras, las ensaladas, la carne y el pescado hayan cabida en su dieta. Nuestro personaje empieza el día con energía: con rica miel y un buen zumo de frutas. Esta mezcla es explosiva, en el buen sentido de la palabra, pues el efecto que produce en aquellas personas que lo prueban suele ser espectacular: saludable aspecto y vitalidad.

Aunque Inés Sastre detesta la gimnasia, es disciplinada para el deporte y sus tres horas de gimnasia al día no se las quita nadie. Adora el golf y montar a caballo e incluso no puede dejar de pasar, cuando viaja, por la piscina del hotel en que se hospeda.

Su perdición es el tabaco, el único vicio que reconoce tener. Por otro lado, le apasiona coleccionar pijamas y Compact Discs.

Aunque Inés es licenciada y está satisfecha con sus películas, tiene la mente abierta a nuevos proyectos. Nuestra española siempre está dispuesta a afrontar nuevos retos.

Prueba de ello es que, en la actualidad, está estudiando interpretación y perfeccionando su dicción de la lengua inglesa en Londres.

La modelo y actriz sabe que aquellas personas que quieran seguir para adelante han de evitar a toda costa dormirse en los laureles: “Nada está conseguido del todo nunca”, manifiesta.

Y qué razón tiene.



VÍDEOS DE Inés Sastre:

A continuación podemos ver un vídeo de Inés Sastre :











FOTOS DE Inés Sastre:

  

FILMOGRAFIA DE Inés Sastre:

  • El Dorado, de Carlos Saura
  • Il testimone dello sposo, de Pupi Avati
  • Un amor de Borges, de Javier Torre
  • Vercingetórix, de Jacques Dorfmann.

NOTICIAS:

..........................