Inicio              Actrices          Hollywood         Deportes        Empresarios          Otros             Escritores         Ingenieros
     Militares             Moda                Música            Nobleza            Pintores            Políticos         Religiosos          Toreros


Johan Balthasar Neumann



BIOGRAFÍA DE Johan Balthasar Neumann

Nombre Real: Johann Balthasar Neumann.
Ocupacion: Arquitecto.
Nacimiento: 27 de enero de 1687.
Lugas de Nacimiento: Alemania.
Fallecido (†): 19 de agosto de 1753.


Uno de los arquitectos alemanes mejor dotados no sólo del barroco, sino de todos los tiempos. Bajo la protección de la familia Schómborn, pobló de castillos, palacios, iglesias y monasterios, durante la primera mitad del s. XVIII, la faja media de Alemania que se extiende desde Tréveris hasta Bamberg. N. el 30 en. 1687 en Eger (hoy Cheb, en Checoslovaquia), donde aprendió la técnica de la fundición del bronce. En 1712 se alistó como soldado en la artillería del ejército de Franconia, pero su curiosidad le llevó pronto al cultivo de la arquitectura a través de un estudio constante, tanto teórico como práctico, donde destacó gracias a sus dotes naturales y a las circunstancias favorables. En efecto, en 1719 entró al servicio del arzobispo de Würzburg, J. P. von Schómborn, buen catador de talentos artísticos, quien le nombró arquitecto-director de fortificaciones. En 1723, viajó a París y Viena, donde conoció y trató a los mejores arquitectos de su época, como L. von Hildebrant, R. de Cotte y G. Boffrand. Su actividad artística fue inagotable no sólo en Francia, sino también al servicio de otros miembros de la familia Schómborn en Spira y Tréveris. M. en Würzburg el 18 ag. 1753, dejando un hijo, Franz Ignaz, también arquitecto, que perpetuó el renombre de su padre.

poseyó un gran talento creador y una rica fantasía que le llevaron a acuñar nuevas y originales ideas, lo mismo en el campo de las concepciones espaciales que en el diseño y la decoración. De entre sus numerosas obras, cabe destacar aquí las principales en el orden civil y en el religioso. Sobresalen en el campo civil los palacios de Würzburg y Bruchsal. El primero fue comenzado en 1719 y se terminó en 1744, aunque la decoración interior se prolongó hasta 1770. Aunque los planos fueron originales de Maximilian von Welsch, la dirección técnica corrió a cargo de N., quien influyó de manera definitiva en la forma artística del edificio. Éste está constituido por dos alas que sobresalen de un cuerpo central, dejando entremedio un patio de recepción, según era costumbre en las construcciones barrocas de este tipo, a partir del palacio Barberini de Roma. En el exterior, dominan las proporciones reposadas, pero la rica fantasía decorativa se manifiesta en las guarniciones de óculos y ventanas, y en los ondulados frontones. En el interior, sobresale la majestuosa escalera imperial, de doble rampa sobre arquerías, cubierta por la enorme bóveda decorada por Tiépolo. El palacio de Bruchsal, más modesto en su exterior, fue construido en 1722-70 para el card. de Spira Damián Hugo von Schómborn. N. hizo en él la escalera (1731-33), donde realizó una obra maestra de fantasía espacial. Vista desde abajo, con sus dos rampas elípticas encajadas entre salas rectangulares, parece flotar en el aire; y al subir por ella, el espectador no se cansa de encontrar planos y perspectivas siempre nuevos y originales.

Entre sus obras de carácter religioso, destacan el santuario de Vierzenheiligen (1743-52) y la iglesia monacal de Neresheim (1745-92). El primero, situado en un paisaje campestre y solitario, atrae la mirada del peregrino con sus altas torres y su festiva fachada. Su planta es una de las obras de trazado arquitectónico más ingenioso que se haya concebido jamás. Es inútil buscar allí la clásica disposición basilical de tres naves, crucero y presbiterio que al exterior parece ofrecer la caja de los muros. Tres óvalos de distinto tamaño se subsiguen en la nave sin solución de continuidad, y a ellos se añaden dos círculos, restos de lo que hubiera sido crucero. Además, el centro focal del templo no está en el cruce del transepto, sino en medio del óvalo principal, donde surge el altarde los 14 Santos. En cuanto a las naves laterales, no son tales, sino trasfondo del gran escenario de los óvalos centrales. En Neresheim, sin ser tan compleja la interpenetración de espacios, se emplea también una sucesión de óvalos presidida por una gran elipse central. La decoración es tardía y no está ya en la línea brillante que distingue a este artista.



FOTOS DE Johan Balthasar Neumann:

  

OBRAS DE Johan Balthasar Neumann:

  • Iglesia del peregrinaje de Vierzehnheiligen
  • Iglesia Gaibach
  • Iglesia de Etwashausen
  • Iglesia de Käppele (1747)
  • Iglesia de Neresheim
  • Castillo de Bruchsal
  • Capilla del castillo de los caballeros de la orden teutónica en Bad Mergentheim.

NOTICIAS:

..........................