Inicio              Actrices          Hollywood         Deportes        Empresarios          Otros             Escritores         Ingenieros
     Militares             Moda                Música            Nobleza            Pintores            Políticos         Religiosos          Toreros


Miguel Artigas Ferrando



BIOGRAFÍA DE Miguel Artigas Ferrando:

Nombre real: Miguel Artigas Ferrando
Profesion: maestro de humanidades
Nacimiento: 2 de diciembre de 1879.
Lugar de Nacimiento: Bilbao, España

Miguel Artigas fue un ilustre maestro de humanidades que trabajó de forma inteligente y con gran entusiasmo para lograr el mayor esplendor de la BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA, de la que fue un Director ejemplar. Pero también fue un hombre sencillo, "tan humilde como sabio y tan sabio como humilde", que luchó desde su cargo para lograr que la cultura fuera accesible a todos los españoles, tanto estudiantes como trabajadores, y no privilegio de unos pocos. Podremos ir comprobando todo esto a lo largo de este artículo.

El día 10 de marzo pasado (de 2001) hizo 54 años que falleció en Madrid y todavía llevan hoy su nombre diversos colegios, calles y bibliotecas de pueblos y ciudades de Aragón y de Cantabria honrando su memoria; la ciudad de Santander le tiene dedicada una calle céntrica muy próxima a la Biblioteca de Menéndez Pelayo, de la que fue su primer Director, donde tiene un busto de bronce presidiendo la sala de lectura cuya fotografía publicamos.

Algunos datos biográficos

A mediodía del 29 de septiembre de 1887, según la partida de nacimiento judicial, y a las ocho de la mañana de la víspera, según la partida bautismal, nació en la calle del Medio, del pueblo de BLESA (Teruel), MIGUEL JERÓNIMO ARTIGAS FERRANDO, recibiendo las aguas bautismales el día de San Miguel Arcángel, en la Iglesia de la Santa Cruz de Blesa, de la diócesis de Zaragoza.

Su padre, Don Pedro Artigas Pérez, fue secretario del Ayuntamiento de Blesa hasta el año 1895, en que fue a servir el mismo cargo en Cella (Teruel). Precisamente en este pueblo fue donde, por primera vez, asistió Miguel Jerónimo a la Escuela Nacional, de la que era maestro Don Froilán Morencos.

Nuevamente se trasladó Don Pedro con su familia a Villarquemado (Teruel), tomando posesión como secretario de dicho Ayuntamiento el 9 de julio de 1899. Miguel, o Jerónimo, como le llamaban entonces sus familiares y amigos, inició sus estudios de latín con el cura de aquel pueblo, Mosén Manuel Domingo Cortés, y en septiembre de 1899 fue matriculado en el Seminario Turolense como alumno libre. La entrada de Miguel en el aula del Seminario fue algo triunfal. Veinticuatro alumnos asistían a aquella clase. El profesor hizo una pregunta al primero de la clase sin obtener respuesta satisfactoria, y con el mismo resultado negativo la fue formulando a los demás escolares hasta llegar al penúltimo, que era Miguel, quien respondió con tanta modestia como cordura, lo que le valió pasar, ante el asombro de todos, al primer puesto de la clase, conservándolo todo aquel curso.

Es en el año 1903, cuando MIGUEL ARTIGAS sale del Seminario y en septiembre inició los estudios de BACHILLERATO que terminó, tan sólo en dos cursos, en junio de 1905 con la calificación de Sobresaliente, haciendo, en el curso siguiente, los estudios complementarios de Magisterio, como medio de asegurar su futuro.

Sus estudios en el Seminario de Teruel le proporcionaron el conocimiento de las lenguas clásicas que le fueron muy útiles para conseguir con posterioridad y de forma brillante la licenciatura en Filosofía y Letras en Salamanca, a donde pudo ir tras conseguir una beca de la Junta para ampliación de estudios.

En 1905, y para conmemorar el Centenario del QUIJOTE, el Instituto Turolense organizó una velada, y en ella, el que había de ser un día Director de la Biblioteca Nacional, leyó un trabajo sobre este gran libro, titulado "Veinte Faltas Sintácticas del Quijote" con el que ganó el primer premio a los 18 años.

El 27 de marzo de 1906, le fue expedido el título de Bachiller por el Rector de la Universidad de Zaragoza.

En el verano de 1905 obtiene por oposición una beca para estudiar en la UNIVERSIDAD DE SALAMANCA en las Facultades de Filosofía y Letras y Derecho. Aprueba los dos cursos con la calificación de Sobresaliente, pero deja el Derecho y el 9 de junio de 1909 y ante el Tribunal designado por la Facultad y previos los ejercicios correspondientes que finalizó con SOBRESALIENTE, le fue reconocido el Grado de LICENCIADO EN FILOSOFÍA y LETRAS, Sección de Letras, cuyo título, solicitado en abril de 1910, le fue expedido con fecha 26 de abril de 1911.

Seguidamente, en calidad de alumno no oficial, cursó el Doctorado en la UNIVERSIDAD DE MADRID, presentando su Tesis Doctoral el 21 de septiembre de 1910 obteniendo el título de Doctor con la calificación de Sobresaliente el 25 de octubre del mismo año.
Su carrera profesional

El 28 de julio de 1911, ingresa en el prestigioso Cuerpo de Archiveros del Estado por oposición, y hasta 1914 alternó su destino en varias bibliotecas universitarias (Sevilla 1911, Barcelona 1912, Nacional de Madrid 1913), con estancias ampliando estudios mediante becas en ALEMANIA, siguiendo las enseñanzas de los Profesores WILLAMOVITZ y MEISTER en Munich y GOETZ en Jena, en donde le sorprendió el comienzo de la Primera Guerra Mundial que le obligó a regresar a España.

El 15 de abril de 1915, en una reñida oposición con otro aspirante muy cualificado, el Tribunal acuerda proponer a D. Miguel Artigas para el cargo de Director de la Biblioteca que Menéndez Pelayo había legado a la ciudad de Santander, siendo nombrado por Real Orden de 14 de mayo de 1915, y haciéndose cargo de dicha Biblioteca el 16 de mayo, para cuyo cargo él estaba especialmente preparado por sus conocimientos de las lenguas clásicas y de la alemana.

Ordenó la Biblioteca y la abrió al público, colaboró en la creación de la Sociedad Menéndez Pelayo, en la del Boletín de la Biblioteca de Menéndez Pelayo (1919), cuyo prestigio en el cultivo de los estudios literarios se mantiene vivo al cabo de más de setenta años, y finalmente creó en 1927 los Cursos para Extranjeros, convertidos hoy en Universidad Internacional de Verano de Santander. Allí tuvo tiempo y dispuso de materiales para realizar una fructífera labor bibliográfica e investigadora, dando a conocer, en diversos artículos, los fondos de la Biblioteca y preparando estudios sobre Góngora, que le valieron un Premio de la Real Academia Española (1925) y el Premio Nacional de Literatura (1928).

Por Real Decreto de 24 de julio de 1930, es nombrado Miguel Artigas, DIRECTOR de la BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA en MADRID. La Sociedad Menéndez Pelayo de Santander, fundada por él, acuerda nombrar a Artigas su Presidente Honorario y dedicarle dos nutridos volúmenes con trabajos de investigación, como agradecimiento a la labor realizada al frente de la Biblioteca Menéndez Pelayo en aquella ciudad.

Miguel Artigas "fue fundamentalmente un erudito, al igual que los miembros de los primeros patronatos de la Biblioteca, y como hombres cultos y formados en los libros, eran también muy sensibles a la lectura popular". Por eso, ni Artigas ni los ilustres miembros del Patronato, "vieron incompatibilidad alguna en que la Biblioteca atendiera a estos dos tipos de público, estudiantes e investigadores, con necesidades tan diferenciadas, porque el nuevo servicio no distorsionaba la marcha normal de la Biblioteca Nacional como depósito de la cultura española y se remediaba parcialmente un problema social, el del acceso a la cultura de los que no disponían de suficientes medios económicos, que en aquellos tiempos preocupaba", como debe preocupar en los nuestros a toda clase política ya sea de izquierdas o de derechas.

Fue fundamentalmente un erudito, al igual que los miembros de los primeros patronatos de la Biblioteca, y como hombres cultos y formados en los libros, eran también muy sensibles a la lectura popular". Por eso, ni Artigas ni los ilustres miembros del Patronato, "vieron incompatibilidad alguna en que la Biblioteca atendiera a estos dos tipos de público, estudiantes e investigadores, con necesidades tan diferenciadas, porque el nuevo servicio no distorsionaba la marcha normal de la Biblioteca Nacional como depósito de la cultura española y se remediaba parcialmente un problema social, el del acceso a la cultura de los que no disponían de suficientes medios económicos, que en aquellos tiempos preocupaba", como debe preocupar en los nuestros a toda clase política ya sea de izquierdas o de derechas.

La guerra civil cerró las puertas de la Biblioteca siendo un paréntesis en la actividad profesional de Miguel Artigas, como en la de otros muchos, "sorprendiéndole su inicio de vacaciones en su tierra de Aragón en la parte que correspondió a la zona nacionalista, siendo destinado a la Biblioteca Universitaria de Zaragoza, aunque residió con su familia en Pinseque, pueblo muy próximo a Zaragoza, donde yo le conocí siendo niño.

Padeció en sus carnes, como tantos españoles, el zarpazo de la guerra civil. La muerte de su hijo mayor en el frente de Teruel, en quien tenía puestas muchas esperanzas, le minó su salud y en Zaragoza durante el funeral en el primer aniversario de su muerte, organizado por sus amistades, sufrió un ataque de hemiplejía y fue empeorando a lo largo de los años, hasta que en 1946 hubo de ser nombrado director provisional el facultativo Nicolás Fernández Vitorio.


HONORES DE Miguel Artigas Ferrando:

  El 14 julio de 1933, es elegido ACADÉMICO de la REAL ACADEMIA ESPAÑOLA DE LA LENGUA, leyendo su discurso de ingreso en la   sesión pública de 13 de enero de 1935.
  En 26 de octubre de 1934, la Real Academia de la Lengua concede a Miguel Artigas Ferrando la Medalla de Oro y diploma de la   Academia por su magnífica BIOGRAFÍA y ESTUDIO CRÍTICO sobre el poeta cordobés don LUIS DE GÓNGORA.
  En 1927, le es otorgado el PREMIO NACIONAL DE LITERATURA a su SEMBLANZA DE GONGORA, de la que se publican dos   ediciones en 1928.
  También fue nombrado: Doctor Honoris Causa por las Universidades de MUNICH y de COLONlA (Alemania); Académico de la Real   Academia de la Historia y miembro de la Hispanic Society of America, y de la "Casa Eucken" de JENA (Alemania), entre otras.
  Vocal del Pleno y del Ejecutivo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

NOTICIAS:

..........................