Inicio              Actrices          Hollywood         Deportes        Empresarios          Otros             Escritores         Ingenieros
     Militares             Moda                Música            Nobleza            Pintores            Políticos         Religiosos          Toreros


Pedro Albizu Campos



BIOGRAFÍA DE Pedro Albizu Campos:

Nombre real: Pedro Albizu Campos
Profesion: Doctor en Medicina
Nacimiento: 29 de junio de 1893.
Lugar de Nacimiento: Valencia, España


Don Pedro Albizu Campos nació el 29 de junio de 1893 en el Barrio Tenerías de Ponce. Cursó su instrucción primaria y secundaria en las escuelas Públicas de Juana Díaz y Ponce. Por ser excepcionalmente brillante, obtuvo una beca para continuar estudios en los Estados Unidos.

Allí se distinguió el joven estudiante de tal manera que le fue otorgada otra beca para que continuara sus estudios en la Universidad de Harvard (1913). En Harvard Albizu Campos demostró la misma extraordinaria habilidad para aprender y el maravilloso talento natural que había desplegado en Puerto Rico y en Vermont. En la universidad de Harvard fue becado por la propia universidad, y allí se graduó de ingeniería Química, Letras y Filosofía, y Derecho.

Se graduó de Ciencias Militares en la Academia Militar de Massachussetts. También en Harvard, cuando Estados Unidos entró en la Primera Guerra Mundial, estudió ciencia Militar bajo la dirección de un grupo de oficiales del Estado Mayor Francés, graduándose con el rango de Primer teniente de infantería.

Además de español e inglés, hablaba con fluidez el francés, el alemán, el portugués y el Italiano; también poseía un sólido conocimiento de las lenguas madres: el griego y el latín.

Al recibirse de abogado rechazó una plaza de ayudante en el Tribunal Supremo de Estados Unidos. Se le hizo otra oferta: servir en el campo diplomático, con el Departamento de Estado de los Estados Unidos, en la Comisión de Límites con México, pero Albizu Campos contestó que agradecía la oferta pero debía regresar a su Patria porque entendí a que era su deber dar a sus compatriotas todo lo que había aprendido.

Cuando regresa a Puerto Rico en el 1921, todos los elementos que combinaban su extraordinaria personalidad estaban listos para proyectarse en la historia de Puerto Rico. La mezcla de catolicismo y patriotismo, de misticismo y abnegación, de valor y sacrificio, típicos del nacionalismo irlandés; el grado de materialismo práctico necesario para abordar objetivamente la política conocimientos históricos, filosóficos y militares al igual que una concepción providencialista de la historia.

El 11 de mayo de 1930 Albizu es elevado a la presidencia del Partido Nacionalista de Puerto Rico, e inicia una gigantesca campaña de educación y organización del pueblo.

Para el 1927, Pedro Albizu Campos inicia una peregrinación por Latinoamérica visitando a la República Dominicana, Haití, Cuba, México, Panamá, Perú y Venezuela, recabando la solidaridad de estos pueblos para la lucha de Puerto Rico contra el colonialismo.

Su lucha contra el colonialismo lo llevó a la cárcel varias veces, unas veces en los Estados Unidos y otras en Puerto Rico.

Don Pedro Albizu Campos muere el 21 de abril de 1965, a los pocos días de haber sido sacado de la prisión de la Princesa en San Juan. Muere en el Hospital Presbiteriano de Santurce.

La obra de Don Pedro Albizu Campos puede apreciarse mejor por las palabras que algunas de las personas más ilustres de América han dicho acerca de él. Algunas citas, tomadas de un ensayo en su honor, escrito por Benjamín Torres, hablarán por sí mismas en esta parte del trabajo.

Gabriela Mistral

La poetisa chilena, Gabriela Mistral, Premio Nóbel de Literatura, fue a visitar a Albizu en el 1939, preso entonces en la cárcel de Atlanta, pero no se le permitió entrar:

"Fui expresamente a Atlanta para ver a nuestro Albizu. La cárcel me contestó por teléfono que no se recibían otras visitas que las de miembros de la familia. Y me quedé sin verlo Sólo miré - ¡con qué tristeza! - la masa de aquella cárcel, donde tenemos al primer puertorriqueño, y a lo mejor, al primer hispanoamericano".

El Che Guevara

Argentino, personaje característico de la Nueva América, el Comandante Ernesto Che Guevara, en el discurso pronunciado en la XIX Asamblea General de las Naciones Unidas en el mes de diciembre de 1964, declaró a lo siguiente:
"Albizu Campos es un símbolo de la América todavía irredenta, pero indómita. Años y años de prisiones, presiones casi insoportables en la cárcel, torturas mentales, la soledad, el aislamiento total de su pueblo y de su familia, la insolencia del conquistador y de sus lacayos en la tierra que lo vio nacer, nada dobló su voluntad. La Delegación de Cuba rinde, en nombre de su pueblo, homenaje de admiración y gratitud a un patriota que dignifica a nuestra América".

Juan Antonio Corretjer

Don Juan Antonio Corretjer, discípulo y compañero de Albizu Campos en las mazmorras del imperio, compañero en el valor y el sacrificio dijo:

"Los socialistas preferiríamos que Albizu hubiese sido socialista. Pero este no es un caso de preferencias, sino de una experiencia histórica. La preferencia no se funda en un capricho, sino no en un dirigente socialista (y me refiero, no a un dirigente cualquiera, sino a un líder socialista con las dotes geniales de un hombre como Albizu Campos) sería siempre un líder revolucionario completo, en el sentido en que iría hasta la última meta revolucionaria; más allá de la independencia; más allá de la liberación nacional; hasta extirpar no solamente las últimas consecuencias de la dominación imperialista, sí que además, hasta cauterizar la sociedad puertorriqueña, de manera que, con la total eliminación de la propiedad privada, se borre del pensamiento puertorriqueño la idea de que un hombre puede explotar a otro".

Don Francisco Cerdeira, en una entrevista publicada en la revista Los Quijotes, y utilizando el seudónimo de Bernal Díaz del Caney hace una detallada descripción de la personalidad de Pedro Albizu Campos:

"Mientras hablo con Albizu Campos me pongo a observarlo con detenimiento. Es más bien alto que bajo, delgado, su color trigueño lo caracteriza como un criollo neto, sus ojos, lo mismo que su mirada tienen la expresión del mirar de un santo -esta frase es de Vasconcelos, quien personalmente me dijo una vez que Albizu es uno de los hombres de más potencia intelectual de América- su conversación es clara, precisa, su voz timbrosa y todos sus gestos son de modestia y de tal manera los manifiesta que se hace imposible creer que en su interior puede albergarse como se alberga, el espíritu de un rebelde, de un futuro conductor de hombres, de pueblos, de razas; su cultura es vastísima; sólo le preocupa una cosa: la liberación de su islita, de su Puerto Rico por cuya libertad ofrendaría su vida en cualquier momento. No concibe que en pleno siglo XX haya amos que manden y esclavos que obedezcan".

Una cosa sí es segura cuando se estudia la vida y la obra de Don Pedro Albizu Campos: nos sorprende una gran admiración por un hombre que se dedicó a su país, a su patria. Lo segundo que nos emociona y maravilla es su gran inteligencia. Sus grandes dotes intelectuales lo hicieron sobresalir en aquella época en que en Puerto Rico abundaba la pobreza, y no todo el mundo tenía la oportunidad de adquirir una buena educación.

Otro aspecto de la personalidad de Don Pedro Albizu Campos fue su lealtad a una causa, a la causa por la cuál luchó toda su vida: la independencia de Puerto Rico.

En lo moral, Albizu Campos era un hombre íntegro, que no se comprometía con nada que no fuera su causa. Vimos que él tuvo oportunidad de quedarse en los Estados Unidos y gozar de un buen puesto político por allá porque tenía buenos estudios, pero él no quiso quedarse por allá. Prefirió venir a Puerto Rico para luchar por lo que él entendía era su causa justa.

Resumiendo lo que se ha estudiado en este trabajo, la vida de Don Pedro Albizu Campos es la vida de un patriota puertorriqueño dedicado en cuerpo y alma a un ideal, el de la independencia de Puerto Rico. Él decía que había que sacrificarse; su vida misma fue un ejemplo de ello, porque él mismo se sacrificó por su patria, por lo mucho que fue perseguido y encarcelado. Sus propias palabras de "la patria es valor y sacrificio" se cumplieron en su propio sacrificio, pues al morir, murió abandonado, olvidado y hasta se dice que fue torturado con rayos en su celda. Esta fue la vida de Albizu Campos.



VÍDEOS DE Pedro Albizu Campos:

A continuación podemos ver un vídeo de Pedro Albizu Campos :











FOTOS DE Pedro Albizu Campos:


  




NOTICIAS:

..........................